En el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana a Fina García Marruz

El coro de la Universidad de Salamanca.  Premio Reina Sofia Poesia Iberoamericana
El Coro, esperando muy casual a que empiece el acto

Tal y como os comentamos el pasado viernes, ayer lunes tuvo lugar en el Paraninfo de la Universidad el Acto de Entrega del XX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, que recibió Fina García Marruz. Fue un acto al que asistieron numerosas autoridades españolas y cubanas que, bajo la presidencia de la S.M. La Reina Sofía, rindieron homenaje a la dilatada carrera de la poetisa cubana.

El coro se encargó de abrir el acto con ‘Serenata para la Tierra de Uno‘ de Maria Elena Walsh, tras el cual la Reina procedió a inaugurar el acto y dar la palabra al Rector Hernández Ruipérez que hizo un breve discurso sobre la importancia y la belleza de la palabra, aludiendo al comienzo de la ‘Illíada‘ de Homero y el Evangelio de San Juan, que dan gran notoriedad a la palabra y además son textos griegos elegidos, según confesó, como guiño a Su Majestad, aparte de su importancia en sí.

Le siguió el discurso de D. Nicolás Martínez-Fresno, Presidente del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional, compuesto por una glosa elogiando la figura y vida de Fina García Marruz y su influencia. Tras este discurso mezclando hechos con versos llegó la dación del Premio al nieto de la escritora, José Adrián Vitier, que con unas breves palabras presentó un vídeo grabado en casa de su abuela donde Fina agradecía el premio ya no como un galardón a su persona sino como un reconocimiento a la cultura cubana.

Además José Adrián nos ofreció el privilegio de escuchar parte de un ensayo inédito de Marruz sobre la fama y la gloria con las que personalmente me quedo, como redactor de esta pequeña crónica, ya que me parecieron sensacionales:

La fama y la gloria son como dos hermanas gemelas de muy distinta condición. Si la gloria es tan delicada que no perturba el sueño de los vivos y prefiere llegar al de los muertos, la fama es vocinglera, efímera, perturbadora por excelencia, tan indiscreta como discreta la primera, tan fastidiosa como la otra encantadora. La gloria visita a todo artista, a todo poeta que ha logrado al fin esa “cosa de belleza” que al decir de Keats, es “alegría para siempre”. Gozo de crear que sintió el primero, el Creador por excelencia, cando, según el génesis, vio que todo estaba “bien hecho”. La fama en cambio, es vanidosilla, engríe y levanta por encima de los otros. Toda gloria es secreta, como lo es el acto de amor

Foto | Comunicación de la USAL (Gracias a Rodrigo por descubrirla)
Más Info | Nota de Prensa con dicursos y vídeos del evento

2 comentarios en “En el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana a Fina García Marruz”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s